miércoles, 9 de noviembre de 2016

Acompáñame

Cuando se emprende un camino espiritual  a veces no da tiempo a pararse y a digerir todas la experiencias y conceptos que has aprendido. Como un antiguo chamán que necesita irse a la montaña durante tres días, hace unos meses tuve que parar, el exceso de trabajo también ayudó. Mi figura pública como pagano desapareció casi por completo, necesitaba tiempo para mi. Buscaba otras vías laborales en un momento bastante caótico de mi vida y lo que menos me apetecía era trastear en redes sociales hablando sobre mi vida pagana. 

Este hecho no ha sido algo puntual ya que me sucedió algo parecido hace unos años, los ciclos vuelven una y otra vez y yo soy de necesitar estos periodos de "calma". Admiro profundamente a la gente que no cesa y que vive intensamente su vida pagana pero mi forma de ser es bastante hermitaña en ocasiones, me cuesta salir de mi zona de confort.



Hace unos días me contaba una amiga pagana que ella quería también retomar sus blogs y estar más activa en la comunidad pagana, ya que al igual que yo necesitó ese periodo de no actividad. Tengo muchas ganas de volver a dar guerra, de enfrentarme a nuevos proyectos, algunos muy locos y otros aún si definir. Ya ha pasado esa época en la sombra y tengo ganas de volver a la luz, poco a poco, que el camino tiene curvas. Nuevos proyectos se asoman por la ventana de lo desconocido y venturosos caminos que recorrer.

¿Me acompañas?

2 comentarios:

  1. <3 <3 <3 Ya sabes que yo te sigo al infinito y más allá, vamos a dar guerra, muajajaja. Estoy muy contenta de muchas cosas que me han pasado y de que aunque haya tenido unos meses caóticos me hayas escuchado.

    ResponderEliminar